Reporte de Servicio CMAS Coatza
CMAS Coatza > El Agua Como Factor Limitante Del Desarrollo Humano

El Agua Como Factor Limitante Del Desarrollo Humano

El Agua como factor limitante del desarrollo humano es el detonante decisivo para cualquier empresa o actividad humana realizable ya que el agua es un componente básico para la vida humana y de cualquier ser vivo de nuestro planeta sin ella sería muy difícil tratar de crear infraestructura para nuevos asentamientos humanos o industrias de cualquier tipo tomando en cuenta que el suministro de agua por persona requerido por las necesidades básicas del ser humano y el consumo de agua básico es de sesenta litros por persona al día aproximadamente.

Aunque sabemos que nuestro mundo en su mayor cantidad está cubierto por agua es sin embargo, sólo una mínima parte de este enorme volumen el que se encuentra disponible para el consumo humano ya que el 97,5% de nuestro planeta es agua salada que llena mares y océanos. Aunque el 2,5% restante es agua dulce, un 1,7% se acumula como hielo en las zonas polares y sólo el 0,8%, aproximadamente, se encuentra en forma líquida. La mayor parte de esta última se almacena es los acuíferos subterráneos y en el suelo (98,86%), entretanto que sólo un 1% discurre por los cauces fluviales y llena los lagos superficiales. Por tanto, el agua dulce superficial más inmediatamente accesible al consumo humano es de 100 kilómetros cúbicos.

Si se relaciona esta última cantidad con el consumo básico antes citado para dar una idea de la magnitud del agua disponible, se concluye que se podría abastecer a la totalidad de la población humana actual (unos seis mil doscientos millones de habitantes) durante nueve meses en el supuesto de que la ya utilizada no volviese a realimentar las masas de agua dulce. Habiendo ya rebasado ampliamente los límites previstos para esta exposición, sólo ha lugar para concluir con un exiguo apunte acerca de la vía posible para eludir la limitación al desarrollo humano que parece imponer la problemática del agua en el siglo XXI.

Para ello, baste mencionar aquí uno de los puntos de la estrategia planteada por la cumbre de Río de Janeiro en 1992: “La gestión de los recursos de agua necesita articularse con un amplio conjunto de medidas que incluya la salud pública; la producción, protección y distribución de alimentos (y otros bienes y servicios, añadimos nosotros); los planes de protección contra desastres naturales; la protección ambiental, y la conservación de los recursos naturales”.

¡Esto solo por tener una idea de su importancia! …